jueves, 21 de febrero de 2013

PRINCIPIOS BÁSICOS DEL TRABAJO EN EQUIPO



PRINCIPIOS BÁSICOS DEL TRABAJO EN EQUIPO
Los buenos equipos logran dos objetivos: realizar
la tarea y elevar la satisfacción de sus integrantes.
Si queremos conseguir ambas metas debemos:
• Llegar a conocer al resto de los integrantes del
equipo e identificar sus puntos fuertes.
• Establecer directrices.
• Utilizar un facilitador.
• Tener siempre abiertas las líneas de
comunicación.
• Saber cómo evitar (o resolver) los problemas comunes.
DIRECTRICES
Establecer ciertas reglas básicas sirve para asegurarse de que todos los
integrantes están de acuerdo con el modo en que va a funcionar el
equipo. Tendrá que implantar normas relativas al modo de realizar el
trabajo, al papel y las responsabilidades del facilitador, a las vías de
comunicación entre los miembros del grupo y a la forma de organizar las
reuniones. Podemos ponernos de acuerdo ya en algunas de las pautas,
otras se desarrollarán a medida que avance el curso.
1. Normas relativas a la tarea: ¿Cómo se distribuirá el trabajo? ¿Quién
decidirá los plazos? ¿Qué ocurre si alguien no consigue hacer frente a
sus obligaciones y, por ejemplo, entrega su trabajo fuera de plazo?
¿Cómo se va a examinar el producto? ¿Qué sucede si hay diferentes
opiniones en cuanto a la calidad del trabajo? ¿Qué ocurre si existen
hábitos de trabajo diferentes (por ejemplo, algunos quieren terminar los
trabajos enseguida; mientras que otros trabajan mejor bajo la presión de
una fecha de entrega)?
2. Normas sobre el facilitador: ¿Utilizará un facilitador? ¿Cómo se va a
elegir? ¿Habrá turnos rotativos en el cargo? ¿Cuáles son sus
responsabilidades?
3. Normas sobre comunicación: ¿Cuándo debería tener lugar la
comunicación y a través de qué medio? (por ejemplo, hay a quienes les
gusta el correo electrónico mientras que otros prefieren el teléfono).
4. Normas sobre las reuniones: ¿Qué horario tiene cada uno?
¿Debería existir alguien encargado de coordinar las reuniones? ¿Hay
preferencias a la hora de celebrar las reuniones? ¿Qué lugar es bueno
para celebrarlas? ¿Qué sucede si se llega tarde a una reunión? ¿Qué
pasa si un miembro del grupo se pierde una o varias reuniones?
5. Normas de comportamiento: ¿Se puede comer en las reuniones? ¿y
fumar? ¿Qué ocurre si alguien domina la discusión? ¿Cómo se pueden
cambiar las normas si alguien no se siente cómodo con la forma de
actuar del grupo?
ACERCA DE LOS OBJETIVOS
A menudo, en los equipos de estudiantes, existe la presunción no
declarada de que todos desean obtener la nota máxima en el curso y de
que esa debería ser la meta principal del equipo. Pero a veces, a medida
que el semestre avanza y todos comienzan a sentir la presión del tiempo,
hay que decidir qué cursos tienen prioridad. Si el curso en cuestión tiene
más prioridad para algunos componentes del equipo que para otros, se
puede generar desacuerdo en el seno del grupo.
Además, tal vez haya otros objetivos que deseen tener en cuenta en su
trabajo conjunto durante el semestre, como por ejemplo, tener un gran
nivel de camaradería en el equipo, aprender cómo trabajar juntos en un
proyecto en equipo o aprender a interactuar con los demás como
miembro de un equipo. Tratar el asunto ayudará a aliviar la tensión y le
servirá para hallar una solución al problema. Mantenga la comunicación
entre los miembros del grupo.
OBLIGACIONES DEL FACILITADOR
El facilitador no es necesariamente el líder del grupo, aunque puede
serlo. Es mejor pensar en él como alguien que cuida de que el grupo
avance en la dirección adecuada (por ejemplo, hacia la productividad).
Así, la tarea del facilitador sería:
• Concentrar la atención del equipo en la actividad (tanto a corto como a
largo plazo).
• Conseguir que todos los miembros del equipo participen.
• Hacer que el equipo no se salga del plazo convenido (tanto a corto
como a largo plazo).
• Sugerir alternativas cuando el equipo se encuentre estancado.
• Ayudar al los miembros del equipo a afrontar los problemas.
• Resumir y clarificar las decisiones del equipo.
Recomiendo encarecidamente que se sigan turnos para ocupar el puesto
del facilitador a lo largo del proyecto. La experiencia de ser facilitador es
positiva, como también lo es experimentar una serie de estilos de
facilitación.
Consejos para tratar los problemas del equipo
Además de problemas con los individuos que conforman el equipo éste,
como tal, puede tropezarse con ciertas dificultades. Le mostramos ahora
algunas sugerencias para tratar con equipos que no funcionan bien:
Los primeros pasos
A menudo los equipos no son tan productivos como podrían ser, sobre
todo cuando los miembros están empezando a conocerse y a comprobar
su modo de trabajar.
Elaborar una lista de las tareas que hay que realizar puede servir de
ayuda. O también decir algo así como: "¿Qué necesitamos para empezar
a trabajar?" o "Veamos si podemos llegar todos a una conclusión sobre
cuál es nuestro objetivo".
Irse por las ramas
Tal vez sorprenda a los miembros del grupo charlando sobre asuntos que
no son fundamentales para el trabajo. Este tipo de charla es bueno
porque ayuda a la toma de contacto inicial entre los miembros. Sin
embargo, si es este tipo de conversación la que domina en el grupo,
puede ser perjudicial para el proyecto. Puede decir, por ejemplo:
"¿Podemos volver a donde estábamos hace unos minutos y ver lo que
estábamos haciendo?".
Adoptar una decisión demasiado rápido
A veces hay un miembro del grupo que es menos paciente y más
orientado a la acción que otros. Seguramente esta persona tome las
decisiones más rápido que los demás y les presione a avanzar antes de
que sea aconsejable. Sería bueno que alguien dijese:
"¿Estamos todos preparados para tomar una decisión sobre este
asunto?".
"¿Qué queda por hacer en este asunto antes de pasar a otra cosa?".
"Veamos qué piensa cada uno de este tema".
No adoptar una decisión
El mejor modo de adoptar una decisión es por consenso con el apoyo de
todos los miembros del equipo. En el debate de ideas, trate de estar
abierto a lo que diga cada miembro. Recuerde que de lo que se trata es
de llegar a la mejor solución para el grupo, no para un solo individuo.
Si el equipo experimenta problemas para obtener el consenso, le
recomendamos que utilice los siguientes recursos:
- Votación múltiple: Enumere las ideas que el grupo ha generado. Haga
que cada persona vote por sus cuatro opciones favoritas. Escoja las tres
o cuatro ideas que hayan obtenido el mayor número de votos. Determine
las semejanzas y diferencias entre las ellas y luego los aspectos
positivos y negativos de cada una. Vuelva a organizar una votación,
eligiendo en esta ocasión las dos opciones que prefieran de entre las
cuatro que ya han sido preseleccionadas. Cuente los votos para
comprobar
qué idea ha obtenido el mayor apoyo.
- Plan A: Enumere las ideas que el equipo ha generado. Cada persona
dispone de 100 puntos para repartir entre las ideas de la forma que
desee. La alternativa que reciba el mayor número de puntos es la opción
del equipo (NOTA: utilice el Plan A para adoptar una solución rápida
cuando la decisión no es muy importante. Recurra a la votación múltiple
para decisiones más importantes).
Contienda entre miembros del grupo
Un conflicto –ya sea relacionado con un proyecto o con algo externo al
grupo– puede irrumpir e impedir el progreso del grupo y, por lo general,
hasta que se resuelva no se puede lograr nada. Si se trata de eso, las
partes han de debatir el problema utilizando las técnicas de escucha que
ya se han expuesto.
Ignorar o burlarse de otros
En los grupos se pueden formar subgrupos o facciones de las que
resulten excluidos uno o más miembros. A veces, las personas que están
fuera del grupito de moda son objeto de crítica o de burla. Saber cómo
trabajar con personas con las que no nos llevamos bien es una habilidad
que le será de gran ayuda en el mundo laboral. Todos los miembros del
grupo han de hacer todo lo posible para trabajar con los demás
miembros del grupo.
El miembro del equipo que no cumple con su cometido
Es posible que un miembro del equipo no coopere con los demás, no
acabe las tareas que se le asignan o no acuda a las reuniones. Conviene
que hable directamente con esa persona para comunicarle el efecto que su actitud tiene en el grupo.
Tomado de: mit.ocw.universia.net/


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada